martes, 23 de marzo de 2010

Propuesta al Ayuntamiento

Adjuntamos copia de la propuesta que hemos enviado al Ayuntamiento de Santervás de la Vega reativa al cambio de nombre de calles y plazas en Villapún:

PROPUESTA PARA CAMBIAR EL NOMBRE A TRES CALLES Y LAS DOS PLAZAS DE VILLAPÚN

Un pueblo pequeño como Villapún dispone de un número reducido de calles, contando algunas de ellas con un nombre propio desde hace tiempo, como es el caso de la calle Real, la de la Revilla o la del Ochavo. No obstante otras nunca han tenido nombre o si lo tuvieron alguna vez lo han perdido, pero resulta que a efectos administrativos y catastrales sí que se les ha asignado uno.

Parece ser que las placas de calles que hay actualmente en el pueblo fueron colocadas por la empresa del suministro eléctrico y al encargado de asignar los nombres no se le ocurrió mejor idea que recurrir a las letras del abecedario; es así como tenemos una calle de la A, una calle de la B y otra calle de la C.

Por otra parte la plaza principal del pueblo sigue conservando el nombre del Jefe de Estado del anterior régimen, mientras que la otra plaza no posee ningún nombre propio al considerarse como una extensión de las calles confluentes de Ochavo, la Varga y Real.

Por todo ello creemos que quizás haya llegado el momento de plantearse un posible cambio de nombre para las tres calles y las dos plazas citadas.

Como responsables de las dos páginas web sobre Villapún (www.villapún.es y www.villapun.es) y del blog de noticias de dicho pueblo (“Edicto de Villapún”) propusimos una encuesta para poner nombre a dichas calles y plazas, encuesta que lanzamos a través de internet , pero que complementamos con un sondeo directo entre los vecinos de Villapún, tanto residentes como eventuales. Los resultados de dicha encuesta los adjuntamos como anexo a la presente solicitud.

En razón de los resultados de la encuesta indicada y como reflejo de la opinión mayoritaria de los vecinos de Villapún SOLICITAMOS AL AYUNTAMIENTO DE SANTERVÁS DE LA VEGA LOS SIGUIENTES CAMBIOS EN EL CALLEJERO DEL PUEBLO:

1-Calle de la A. Cambiar el nombre por el de “Calle escuelas viejas” o bien “Calle de San Pedro”.

2-Calle de la B. Cambiar el nombre por el de “Calle de la Majada” o bien “Calle del camino de Villadiego”.

3-Calle de la C. Cambiar el nombre por el de “Calle cuesta de los olmos”.

4-Plaza principal. Cambiar el nombre por el de “Plaza de la iglesia” o bien “Plaza de la Divina Pastora” o bien “Plaza de San Pelayo”.

5-La otra plaza. Ponerle el nombre de “Plaza de la Revilla” o bien “Plaza de San Pelayo” o bien “Plaza de la Divina Pastora”.

Se ha mandado copia de la presente solicitud al presidente de la Junta Vecinal de Villapún y representantes de este pueblo en el Ayuntamiento para que conozcan la opinión de sus convecinos y defiendan la postura que crean adecuada en un próximo pleno de dicho ayuntamiento.

A 23 de marzo de 2010.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No se cual sera el tramite para el cambio de denominacion de una calle , pero en esta ocasion todos los nombres me parecen adecuados con independencia del nº de votos obtenidos.
Creo que por pequeño que sea nuestro pueblo se merece que las calles tengan un nombre. Adelante

Anónimo dijo...

Hace ya muchos meses de esta propuesta... ¿El ayuntamiento ha contestado?

Rober dijo...

A finales de marzo se envió una carta certificada con acuse de recibo al propio Ayuntamiento y se informó mediante carta certificada a dos de los representantes de Villapún en el mismo para que estuviesen al tanto de la propuesta y la defendiesen, en su caso. Pues bien, a día de hoy no hemos tenido ninguna noticia por parte de nadie, ni el Ayuntamiento ni los concejales de Villapún se han dignado ni tan siquiera a contestarnos, lo cual consideramos un desprecio no ya hacia nosotros sino a los propios vecinos del pueblo, puesto que la petición está avalada por un buen número de villapuneses, tanto vecinos residentes como propietarios de vivienda que acuden ocasionalmente. Somos conscientes de que la propuesta puede gustar más o menos y que incluso puede ser rechazada, pero esperamos al menos una respuesta.