lunes, 31 de diciembre de 2012

¡¡ Feliz Nochevieja !!

Sabemos que El Belén que se ha puesto este año en la Iglesia es enorme y que han debido poner incluso... ¿Longanizas? Es probable que me hayan tomado el pelo, pero da igual, suena divertido. Si alguno tenéis fotos, enviádnoslas, por favor.

Desde el Edicto de Villapún deseamos que os lo paséis estupendamente esta noche y que el 2013 sea un año feliz para todos.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

AGUINALDO en este 2012

Nos envía Agustín de la Fuente este texto: 

AGUINALDO en este 2012


¿Quién no sabe que el aguinaldo era el regalo que daban los mayores a los niños pedigüeños en días señalados como: Navidad, Todos los Santos o el día de la matanza?
-Por supuesto que lo sabemos.
Aún se conservan vestigios de esta costumbre en alguno de nuestros pueblos.
Y a los que de niños fuimos personajes de estas escenas, es imposible olvidar a poca memoria que aún tengamos.
Permitidme, que a mis años traiga esta estampa con los cambios que exigen los tiempos actuales.
Hoy, aunque jubilado disfrazado de niño; pienso ir a pedir yo mismo el aguinaldo.
Cual abuelo con achaques, recorreré las casas: de vecinos y conocidos; de amigos y de los que no sean tanto; la de todos, pobres y acomodados.
A todos, pediré como siempre “aguinaldo”.
En una caminada universal he llegado a Belén, a una posada pobre, donde la familia de un carpintero con María (su mujer) y un “Recién Nacido” en un humilde pesebre.
¡Insensato de mí! Que les he pedido el aguinaldo como en cualquier morada.
Nada he pedido para mí, aunque necesidades tengo; como todos a nuestra edad.
No pediré para mí caminar de tortuga; ni remedio a mis arrugas.
Deja que pida al “Niño Omnipotente”:
• La gracia de encontrar trabajo a los parados, una buena educación para los peques y que los enfermos tengan una sanidad acorde a sus achaques.
• Le pediré, que suelte los vientos que permanecen retenidos detrás de las montañas, a fin de que mantengan los climas y los tiempos de esta Tierra nuestra; y que el campo nos mantenga con sus frutos.
• Que nos consiga (ya que todo lo puede) una sonrisa de esperanza en un futuro, que
hoy se nos presenta un tanto oscuro.
• Que nos enseñe a vivir sin tanta pompa y con menos exigencias.
• Salud, bienestar y paz para todo el mundo.
Con estas peticiones conseguidas, pienso que cualquier persona humana puede vivir con dignidad.
Seguiría pidiendo, pero quiero dejar algo para el próximo año 2013; en el que también necesitaremos aguinaldo.
Déjame que pida para mí, algo. Casi nada:
• Un poco de pan con queso.
• Y para beber, un vaso de agua; -por si acaso.
Pues aún me queda por andar una jornada.

domingo, 23 de diciembre de 2012

5 Enero, Fiesta de la matanza

Nos indican que ya es oficial: la fiesta de la matanza 2013 será el día 5 de Enero, Sabado.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Feliz Navidad para todos los villapuneses

Desde "Edicto de Villapún" queremos desear a todos nuestros seguidores unas felices fiestas navideñas.
Aprovechamos también para presentar una nueva versión del video "Navidad en Villapún", con un montaje ligeramente diferente y música con letra.


Os recordamos además que en el canal "villapuneses" de YouTube podéis ver todos los villancicos tradicionales que se cantan en la iglesia de Villapún en estas fechas tan entrañables.
 

lunes, 17 de diciembre de 2012

Apertura de la casa rural "La Ruina de Villapún"


Nos envía Juan un enlace a la web de su recién inaugurada casa rural "la Ruina" de Villapún.


La web donde podéis encontrar toda la información al respecto es:






Podemos ver fotos del exterior, fotos del interior, la situación, y otras muchas cosas.

Por ejemplo, vemos que en "Villapún a fondo" tenemos un enlace a www.villapún.es

¡Deseamos mucho éxito a esta iniciativa!

jueves, 6 de diciembre de 2012

Fiesta de la matanza de este año

Hace ya una semana el ayuntamiento de Santervás emitió un bando para todos los vecinos de Villapún en el que indicaba que este año la fiesta de la matanza se adelantará a alguno de los días de vacaciones de navidad, a fin de que más personas puedan acudir.
Creo que ya era difícil mejorar dicha iniciativa, pero en mi opinión, don David de Prado creo que vuelve a acertar. 
Si sabéis ya la fecha, podéis compartirla con todos nosotros en un comentario.

Lecciones del Pasado


Nos envía Agustín de la Fuente el siguiente relato:

LECCIONES DEL PASADO
Conocí un a un  vecino mío, del que se decía que fue el mejor criado cuando era joven.
Se llamaba Julián Martínez  León. Hijo del Tío* Mariano y de la Tia Apolinaria.
Soltero y de complexión fuerte, daba a entender que su fortaleza física debió ser de aúpa. Recuerdo que en un arreglo de la carretera que une Villota del Páramo y Santa Olaja de la Vega, con su horca  grande tiraba los cejones* de tierra y campo de la cuneta hasta más allá de media carretera.  
Y ante nuestra admiración nos contaba que su vida fue el trabajo para ganar algo que ayudase a los 8 en la familia.
– Le preguntábamos: ¿Cuánto ganas al año? Respondiendo que no lo podíamos entender puesto que al cabo del año le daban 250 pesetas de entonces. 
Y digo yo. –“Si nació en 1903,…  y que podía tener alrededor de 18 años,  estaríamos hablando del año 1922”.
Y nos decía que no era sólo eso, no sólo era necesario ser fuerte, sino tener buena naturaleza.
 Lo peor es que el hambre abundaba, y en casa no había para lo más imprescindible. 
-Cómo lo podría explicar para que lo entendáis. – Nos decía.
Mal alimentados y con poca ropa e inapropiada para hacer frente a los rigores de aquellos inviernos. Inviernos que sin saber por qué  eran más duros que los actuales.
Entre mi casa y la del tío Julián vivía el Tío Juan Heras, marido de la Tía Juana Montalvo; que aunque viejos, tenían buena cabeza y eran de buena comunicación.
A ellos acudí para que diesen respuesta a mi angustiosa pregunta: ¿Cómo hacer frente a los problemas vitales sin tener con qué?
A su modo, pero con claridad, decían cosas como estas:
¿Ves todas estas casas? – La mayoría de ellas se han hecho con las zarzadas* de brezos cavados en el brezal y llevados a la fábrica de harina o al tejar de Saldaña a razón de 10 reales cada viaje.  Figúrate que aprovechábamos el martes, día de mercado, para el transporte.
El frío, se combate con buenos platos de cocido. Y sacando raíces en las matas de alguna tierra o dando vuelta al moledero* para que mejorase su cocción. Todas estas tareas nos servían no sólo para olvidar el frío, que lo hacía; si no que era una forma de calentarse sin gastar.
En nuestras casas siempre se utilizaba la hornacha* con los troncos de madera de roble preparados la tarde anterior a golpe de honcejo* sobre el picadero junto al liñero*. Sin coste alguno nos calentábamos dos veces: “Primero al cortarlo, y después en la hoguera”.
En esa época y con esos fríos, había que calentar el cuerpo por dentro con un buen cocido y no permanecer mucho tiempo parados, pero también aislando el cuerpo con la vestimenta adecuada.
¿Cómo hacerlo si no había dinero para ir a la tienda a comprar ropa de abrigo?            
 No me daba cuenta de que no era problema de tener mucho o poco dinero. Se trataba de conseguir bienes tan escasos y primarios que no era preciso tener en casa más dinero que el necesario para pagar el seguro de la “Perra Gorda” cada mes y la contribución anual, si eran dueños de casa o tierras.
 Necesitaban hacer frente a:
   El hambre de cada día-  ……………….Con alimentos.
   Cubrir su cuerpo  .………………………. Con ropa.
   Cobijo para vivir  ………………………..  Con un techo.
   Calor, si hace frío ….…………………  Con el fuego.
   Para la salud del cuerpo ………………. Con el Médico y las medicinas.
   Para la salud del alma  ………………. Con la Iglesia y escuela.
“ Y diréis”: - ¡Las mismas necesidades que hoy!.
-Eso, no es verdad.
Hoy tenemos esas necesidades y mil y una más, que nos hemos inventado: Bicicleta, móvil, zapatillas de Adidas,… No se puede ocultar que hoy en día son diferentes las necesidades y los remedios.
 “Sí, hemos progresado”.
Pero…, -Sigamos escuchando al pasado:
-Usábamos: zapatillas a diario, dentro de albarcas* si había agua o nieve en el suelo, un pasamontañas en la cabeza, y una bufanda de lana tejida por la abuela en noches de hiladero*. Una faja de felpa* con varias vueltas al ombligo, resguardando el lumbar y la barriga. Si el tiempo lo requiere, se enfunda una zamarra* de piel de oveja, zamarra de pastor de toda la vida. Y si era para ir a misa, la capa negra o el tapabocas*. No mojarse era de obligado cumplimiento. Así no se helaría sobre nuestro cuerpo. En casa, la lumbre en la cocina, el puchero con agua hirviendo que desprendiera vapor a la estancia y el hornillo* a los pies de los que se sientan alrededor de la mesa camilla* para cenar o jugar una partida a la brisca. 
Nuestros abuelos, que ya sabían mucho, construyeron la casa encarada al sur, por donde alumbra el Sol. La madre, ventilará los dormitorios cada mañana y dejará abiertos los cuarterones* para que se atempere el dormitorio con el día.
En las camas, para dormir sobre los gruesos colchones de lana con finas sábanas de tergal* y una manta también de lana. Tapados totalmente. Si acaso, sólo se nos veía la punta de la nariz.
En alguna ocasión calentábamos una piedra a la lumbre y la envolvíamos en una bolsa de lienzo para calentar con ella la cama.
También conocí los tiempos en que algunos de nosotros llevábamos piedras (que llamábamos “Calientes”) a la escuela; en una bolsa de paño adecuada, para calentar las manos y poder escribir con más soltura.
Los muros de adobes son aislantes térmicos del clima reinante en el exterior. El techo del tejado hecho de rachones* de madera entre los tirantes* y cubiertos de céspedes*. Por encima, la teja de buena tierra y bien cocida, que soporte el tiempo y las heladas. Para hacer frente a los calores del verano: Camisa blanca y sombrero de paja. Y si alguna industria lo requería se guardaba la nieve prensada en los neveros desde el invierno. O en alguna rara tienda de hielo, se vendía este elemento para conservar el pescado, por ejemplo.
¡Qué tiempos aquellos! Juzgadles como quisiereis. En nada se parecen a los actuales que nos creemos dignatarios de Comneno* y Paleólogos*. Todo nos pertenece por herencia y nos molestan los recaudadores de impuestos. Les recibimos con eso que de que "todo lo nuestro es de cuna".
Tiene sentido cuando decían: “¡Qué vago es!, será porque sus padres fueron muy trabajadores”
-¿Verdad que, aquellos otros tiempos, no se parecen en nada a los que hoy vivimos?. Pero os puedo asegurar que los muchos problemas y necesidades resueltos en aquel entonces; la inmensa mayoría no nos costaban ni un céntimo, ni un ochavo.
-¿Sabéis quien nos lo ofrecía gratuitamente? -“LA TIERRA, amigo mío, NUESTRA TIERRA”. Sólo costaba ir donde se criaba a cambio de un pequeño esfuerzo, el de recogerlos.                                                                          

Vocabulario:
Tío.- Vulgarmente,  así se trata a los padres de familia. Tío por Señor
Cejones.-Trozo de tierra superficial con  su hierba y raíces.
Zarzada.-Carro cargado de alguna cosa. Sobre todo paja,  brezos,…
Hornacha.-Hueco y lugar donde se encendía la lumbre dentro de la cocina.
Tergal.- Marca de tela. Tejido resistente de fibra sintética
Liñero.-( por leñero) Montón de laña para quemar.
Honcejo.-hocino para cortar ramas de leña para quemar.
Albarcas.-(abarcas, almadreñas) Calzado de madera para tiempos húmedos. Se ponían las zapatillas  dentro de ellas.
Hiladero.-Reunión de varias familias vecinas o amigas al atardecer para pasar el tiempo sobre todo en las largas noches de invierno.
Felpa.-Tejido de seda y algodón con pelo por uno de sus lados.
Rachones.- trozos de palos. no muy gruesos, abiertos a la mitad
Zamarra.- Prenda rústica de vestir  de piel de oveja.
Tapabocas.-Manta  para cubrir el cuello y a veces la boca y librarse del frío
Cuarterones.- Contraventanas de madera.
Comnenos y Paleólogos.-Familias ricas, aristocráticas y distinguidas de la antigua Bizancio. Ejemplo: la célebre familia bizantina de Constantino (Comneno) y Eufrosina (Paleóloga).

domingo, 11 de noviembre de 2012

Lotería de Navidad: 52590

Desde hace ya varias semanas se está vendiendo el número de lotería de Navidad de Villapún de este año. Cómo de costumbre lo trae Félix desde Dueñas. Me han dicho que se está vendiendo "mucho" pero no se si más que otros años. Si sabéis algo, dejadnos un comentario.....

martes, 6 de noviembre de 2012

Vida rural y campesina de mediados del siglo XX

Dados los tiempos presentes, damos gracias por haber conocido otros tiempos pasados. Sitúo mi pueblo de nacimiento, que sirva como ejemplo de tantos otros, Villota del Páramo, provincia de Palencia a mediados del siglo pasado (1940-1950).  Cubiertas las espaldas al Norte por la Cordillera Cantábrica, a una distancia de unos 60 Km. Su cielo de azul con algunas tiramiras* grisáceas que de vez en cuando con aires de suroeste traen lluvias insuficientes o dan sombra a estas tierras; mientras brota el agua en alguna fuente como lágrimas del subsuelo.  
Con largos y fríos inviernos y calurosos y cortos veranos; esta tierra floja centenera, a 1000 m. de altitud; unos 4oo habitantes trabajan y piensan como hacer frente a necesidades diarias. Sembrando cereales: centeno, trigo y avena y patatas, muchas patatas. Algunos garbanzos, chochos*, fréjoles o lentejas. Las faenas del campo consumían a los hombres hasta que llegó el desarrollo. Y a pesar de todo pasaban calamidades para tener que comer. Cuidaban las zonas de pastizales para ovejas y vacas. No olvidaban de los prados y herrenes para el alimento de los ganados. Sabían bien que procedían de antiguos pastores.  
Mientras en el patio de la casa familiar unas gallinas se alimentan para poner su huevo diario. En la cuadra rumia un par de vacas de labranza y en la pocilga descansa uno o dos cerdos de matanza.  
Desde siglos sus moradores también se han dedicado al pastoreo. Rara era la casa sin un atajo de ovejas más o menos numeroso.  
Su territorio municipal era morada de liebres y perdices y otros animales silvestres menos apreciados para la caza.  
El trabajo era constante. En verano la recolección. En Otoño la vendimia, la siembra y traer leña para la hornacha*. En invierno arreglo de aperos y edificios y el cuidados de los animales domésticos. En primavera, haciendo adobes o sembrando “tardíos” (patatas, garbanzos…)  
Se daba vuelta al moledero* en creciente y se cortaban árboles en menguante.  
No se tiraba nada,  todo servía. La palabra desperdicio no existía en el diccionario campesino por lo que se guardaba, “por si acaso”. Hasta guardábamos la grasa y aceite que sobraba. Se usaba para hacer jabón casero.  
De su mente no se apartaba la idea de qué había para comer mañana.  
No había frigoríficos, pero las carnes las conservábamos colgadas en la dispensa después de adobadas, bien salpimentadas y curadas al humo. Los torreznos de lomo de cerdo y chorizos se conservaban en las orzas* anegados en aceite o manteca. También vi meter los huevos de gallina en cal viva. Decían que así resistían más.  
Cada año, no solía faltar la matanza que debía durar todo un año, ni carne de oveja vieja, patatas y alguna legumbre.  
La madre de familia cocía cada diez o quince días, en la hornera el pan nuestro de cada día.  
Si la dispensa quedaba vacía, el padre lo buscaba allá donde lo había.  
Recuerdo que un año no habíamos terminado de beldar* y cuatro vecinas (entre ellas mi madre) cargaron sus burros con un saco no muy lleno de trigo para ir a Castrillo de Valderaduey (a 12 Km de distancia) al molino del Tátaro. Allí estuvieron el día completo; había que represar el agua por lo poco que el río traía. Llegaron con la harina y se pusieron a amasar el pan, pues en casa no quedaba ya.  
También vi alguna señora quitar las manchas de la ropa con leche. Y hacer ricos mazapanes, orejuelas y rosquillas para el carnaval o la fiesta de San Pedrín*.  
Otras necesidades no conocíamos. Solo cuando de mayores nos íbamos a pasar la tarde a la cantina (muy raro en días de semana) bebíamos un cuartillo de vino con un cacillo de aceitunas con algún acompañante. Al final siempre pagábamos a escote las dos pesetas y media, no más.  
Aprovechábamos tiempos libre en recoger lo que la madre tierra nos ofrecía: aceras para ensalada en primavera, pescábamos ranas en verano o cangrejos y truchas en algún río de la Vega. En los montones de grano de centeno apartábamos neblones* para sacar unos reales.  
Hoy las máquinas nos han desplazado, pero sus obras son más frías; parecen obras de mancos.  
Uno de los varones de la casa era el pastor. Su trabajo diario era seguro de sol a sol. A veces alguno de los no necesarios en casa se ajustaba de pastor para el ganadero que lo precisase. Los pastores cazaban alguna liebre si se ponía a tiro. Les hubo que fueron maestros en poner trampas y cepos para ello.  
Pantalones y chaqueta de pana que duraban una eternidad. Cuando se rompían se cosían y a correr. Unas zapatillas de andar por casa y si llovía o nevaba nos aviábamos con una albarcas.  
En tiempo de recogida se finalizaba con el respigue*, si eran espigas, o a rebusco, si eran patatas, que en las tierras siempre alguna quedaba hasta después de pasar los animales.
Hasta he ido al monte de la Cerra* a apalear y recoger en los robledales abellotas* para los cerdos. Permitid una puntualización: mi padre estaba empeñado en cómo sacar aceite de las bellotas después de curadas y tostadas.  
Aunque estaba prohibido y los civiles andaban a la mira, cazaban a hurtadillas al amanecer; siguiendo el rastro de las liebres, animales que tienen costumbre de acudir de mañana a su cama de siempre.  
Los aldeanos de entonces podemos decir que hambre, hambre… no pasamos. Pero carecíamos de casi todas las comodidades de hoy: sin agua corriente, luz intermitente, sin radio y con moscas y mosquitos en los campos y ratones dentro de casa.  
Eso sí, éramos muy solidarios: si alguno tenía necesidad se le prestaba ayuda en la medida que se podía.  
Nuestros padres nos cuidaban, especialmente a las hijas mozas.  
A las nueve de la noche todos a cenar, rezar el rosario y a descansar.  
Las familias eran de numerosos hijos. Porque tener un hijo era una bendición de Dios y en el futuro brazos para el trabajo y un seguro para la jubilación de sus padres. No había otra.  
En días de fiesta acudían otros jóvenes de los pueblos vecinos. A todos se les acogía, aunque alguno estropeaba las buenas relaciones con sus bravuconadas impertinentes.
Algunos tuvieron poca escuela. A todos nos sobraron picias*, aunque supiéramos que recibiríamos la recompensa por triplicado: del Padre, del Maestro y del Sr. Cura si se enteraba. Y eso si no se sumaba algún señor mayor para ser el cuarto.  
A la mili se iba obligado. No en tanto, se decía que era paso necesario, ya que se iba mozo y se volvía hecho un hombre. No sé por qué, aunque era una vida mejor que la de su casa, se quedaron contados en las fuerzas armadas. Todos venían cuanto antes a casa de sus padres.  
Como veréis, Villota fue “Tierra de Pan Llevar”, aunque poco.  
Siempre mirábamos al cielo por ver el tiempo que en adelante haría. Apuntábamos las cabañuelas* en Agosto que nos indicaban el tiempo en los meses del año siguientes. Sin olvidar que a partir del día 13 se contaban los meses hacia atrás. Decía mi abuelo que la luna llovedera del mes de Octubre era señal de que los 7 meses siguientes serían lluviosos. Eran pedagogos rurales, sabios populares de una tradición secular. Sabían que el hormiguero alborotado presagiaba cambio de tiempo y posibles lluvias. Al tío Vicente le oí decir que el día de San Juan (24 de Junio) era clave en el año: había que observar su amanecer, la dirección del viento, si llovía o no,… hasta el atardecer, para saber el tiempo que iba a hacer en el año.  
Hasta hacían de médicos populares para aplicar remedios caseros como:
-Manzanilla con anís para el dolor de barriga.
-Higos secos cocidos para las anginas inflamadas. Ocho días… y a olvidarlas.
-Vino caliente con miel para romper a sudar. Santo remedio para la tos, resfriados y para prevenir la temida pulmonía.  
A los mayores y vecinos les llamábamos: tío Juan, tío Mariano, tía Tomasa, tía María… A los padres y personas mayores, los niños y jóvenes siempre les tratábamos de usted. A las autoridades se les guardaba respeto. Al Sr. Cura, si nos cruzábamos por la calle, se le saludaba besándole la mano; y nos apartábamos dejando libre la acera de la calle.
Añoro las carreras, los juegos de niños por las calles y las eras del pueblo.  
Todo esto os cuento, y mucho más os contaría, para decir que la ciudad no es tan perfecta para vivir, comparándola con la que viví de niño allí en el pueblo.
Agustín de la Fuente

Vocabulario:
Tiramiras.-(vulgarismo) Nubes blanquecinas semejantes a telas de araña. Estratos alargados.
Chochos.- Altramuces.
Hornacha.-Hueco de la cocina bajo la trébede, unido a la chimenea donde se encendía el fuego.
Moledero.- Montón de estiércol procedente de la cuadra del ganado.
Orza.- Vasija de barro donde se conservaba partes de la matanza.
Beldar.- Aventar. Separar aprovechando el viento para separar el grano de la paja.
San Pedrín.-Fiesta en honor a San Pedro Advíncula (=desencadenado), se celebra el 1 de agosto.
Neblones.- Cornezuelo del centeno (decían que era producido por nieblas dañinas).
Respigue.-Acción de respigar o atropar espigas del suelo.
Cerra.-Robledal al poniente del poblado de Villota.
Abellotas.-(por bellotas) Frutos del roble o la encina
Picias.- Actuaciones molestas, chiquilladas o picardías.
Cabañuelas.- Ideas recogidas del tiempo que hace en los días del mes de Agosto para llegar a conocer el tiempo que va a hacer en el año siguiente mes a mes.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Un año sin Eutimio

Abuelo,  ya va a hacer un año que no hemos podido sentirte, quererte, tocarte, saber que estas ahí. Me acuerdo como si fuese ayer de cómo me enteré de que ibas a faltar en cuerpo, que no iba  a poder besarte ni abrazarte nunca más. Estábamos terminando de comer cuando llamo la tía Agus diciendo a mi madre que no iba a poder salir de allí. No oí la  conversación, pero sí supe que algo pasaba, que algo no iba bien, por la cara de mi madre lo adiviné. Nos derrumbamos todos al momento, pero aunque sabíamos la realidad, no nos lo creíamos. Es como en un examen: te sabes la teoría, pero no la práctica. Mi madre fué en busca de un hombro amigo en el que poder desahogarse, aunque el desahogo no sirvió. Te habías ido en  cierto modo de nuestras vidas y eso era irremediable. 
El día de tu entierro, en un pueblo pequeño como Villapún, se llenó la iglesia de gente que había ido a despedirse de ti para poder sentir tu cuerpo frío cerca. Aunque siempre habrá algo que sentiré cerca de mi: tu corazón, tu alma, tu manera de ser, tus caricias, tus risas, tu apoyo. Todo lo tuyo que dejó un vacío que se llena cada vez que hago algo que sé que te gustaría hacer. Y me siento feliz por parecerme a ti. Por saber que algún día seré como tú.
Y la pregunta más difícil: ¿por qué fue el día 2? ¿Por qué primero te tuve y después no? ¿Por qué tu cumpleaños es el 20 y el cero no significa nada? No podemos averiguar ninguna de estas repuestas ya  que no es nada que un teoría pueda explicar. Sólo sé que seguiré esperando y esperando verte una última vez, aunque no llegue a tocarte. Cualquier cosa que provenga de ti me alegrará el día.
Un sentimiento de felicidad me llena al saber que ésto que estoy haciendo te gustaría hacerlo a ti. Una imagen borrosa tuya que parece que me saluda. Una risa tuya que se oye a lo lejos. Un sueño en el que sales conmigo haciendo cosas que solíamos hacer. Con cualquiera de esas cosas o aún menos me conformo. Sólo con saber que me sigues queriendo y que te siento cerca de mí, que me apoyas en cada decisión, que descubro cosas nuevas y misteriosas de ti que nunca supe o no tuviste la oportunidad de contarme, que sé que ésto que estoy haciendo estarías orgulloso de mi, todo eso me hará sonreir, me hará feliz, me hará sentirme que aún sigues conmigo y que nunca dejaste de hacerlo. 
Para qué decirte que te quiero si nunca dejé de hacerlo. Y tú sabes lo que cada uno de nosotros sentimos hacia ti, y todo eso se resume en: amor, cariño, felicidad, alegría, júbilo, paz, armonía, confianza, ganas de tenerte… Y muchas cosas más que todavía no han inventado una palabra para describir lo que cada uno de nosotros sentimos hacia a ti. Sentimientos diferentes, pero que todos tienen algo en común: van dedicados a ti y son sentimientos positivos. Siempre estarás en mi alma al igual que en el de muchas otras personas.
Tu nieta más peque, ELISA.

domingo, 28 de octubre de 2012

En tiempos de crisis...

Agustín de la Fuente nos deja unas reflexiones sobre la importancia de la vida rural en estos tiempos de crisis, tanto económica como de valores:

lunes, 15 de octubre de 2012

Extracción de gas en Palencia: el "Fracking"

Nacho nos envía información sobre un método de extracción de gas (fractura hidráulica o fracking) que consiste en la introducción de agua a presión en terrenos. Hay varias solicitudes de empresas mineras-petrolíferas para hacer pruebas en distintas zonas de la provincia de Palencia. Al parecer el Ayuntamiento de Santervás no está en la lista, pero creo que es conveniente que sepamos de qué se trata.
Podemos encontrar más información en estos enlaces:



Personalmente después de leer estos artículos e informarme, ya tengo una opinión sobre el asunto. Esperamos vuestros comentarios. 
Gracias Nacho por enviarnos esta información.


miércoles, 3 de octubre de 2012

Tiempo de sementera

Llegado el otoño es preciso preparar la tierra para sembrar el grano, trabajo que actualmente se realiza con modernas y potentes máquinas que han mejorado notablemente las condiciones de vida de los labradores. Sin embargo, hasta hace unas pocas décadas esta tarea se realizaba mediante animales de carga, bueyes y mulas principalmente, y aperos tradicionales como el arado romano.  La localidad de Castrillo de Villavega (Palencia) celebra cada verano  la fiesta de "La Trilla" en la que se rememoran los trabajos de labranza. Sirva el siguiente video como ejemplo de estas labores tradicionales del campo  y que fueron muy similares en Villapún y el resto de pueblos de la comarca no hace mucho tiempo atrás.
 

domingo, 30 de septiembre de 2012

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Comentarios de uno que levantó la cabeza

Estamos cansados de oír a nuestros mayores  frases como esta :
- “Si mi abuelo levantara  la cabeza …
Claro que siempre ocultaban la reflexión velada de que los tiempos mucho habían cambiado y no reconocerían ni su propia casa.
Su carro,  transformado en coche. La yunta de vacas, en tractor. El pastor y su carea*, simplemente han desaparecido. Sus trigos y centenos, nada que ver los suyos con los de ahora. Quedan las fincas; esas sí que son las suyas. Hasta las gallinas ya no existen en el gallinero del portal.
Creerían en lo que tantas veces nos dijeron –“Ya veremos dijo un ciego  interpretando como algo imposible.
Todo se ha vuelto al revés. Ahora se tiran los pájaros a las escopetas.
Si hasta el más ignorante del pueblo  creía ser un bolonio* de todo lo que se cocía en casa del aldeano.
Los suyos, fueron tiempos de miseria, hambre y escasez. Tiempos de requisa, de estraperlo. De largas caminatas a pie, en busca de  ganar una perra gorda.
Sí, antes del amanecer llegaban  a los poblados los estraperlistas* con un par de sacos de trigo a lomos de la caballería; para  volver a caminar a paso de buey al anochecer. La oscuridad de la noche era su aliada, para no caer en manos de los civiles y ser severamente castigados.
Lo podemos entender,  si pensamos que no tenían ni telas de araña en sus bolsos personales.
Su sola presencia, con la vieja chaqueta de pana, el tapabocas al hombro, la gorra en la cabeza, choclos o albarcas en los pies, zanjones y polainas en las piernas. Con aspecto de no haberse lavado desde el último domingo que fue a misa. Y apoyado en la cachaba, camina y camina un rato a pie y otro andando.
Por los senderos del robledal y matorrales. Rodeando brezos y cantos.
Callado. Siempre pensativo. Pero en paz y sosegado.
Vende  en el mercado: Dos ovejas borras, cinco docenas de huevos,  tres escaleras  y unas varas de avellano.
Para el  regreso a casa,  ha comprado un poco trigo para pan;  fréjoles pintos y unos garbanzos para el cocido.
Mientras tanto, la madre de familia; a su hora, ha preparado una gallina en pepitoria con aquella  no ponedora.
No había otra cosa en casa. Delante comerán unas patatas cocidas, con poco aceite para que no se acabe. 
Cuando  nosotros, por la vida  en tiempos de bonanza,  no nos dimos cuenta de tener el cielo abierto. Viviendo a cuerpo de rey, y sin gran es fuerzo.
Y es que con la que está cayendo,  habiendo cambiado los signos de los tiempos, a los de recesión y crisis económica.
Bueno es, que  volvamos la vista atrás para   observar y aprender  como vivieron ellos: “Nuestros abuelos”
Parece que ahora sí que viene a cuento. Son tiempos de  marqueses venidos a menos  con la que está cayendo.
Aunque  nos cueste, se nos  acabó vivir del cuento.
Y…, lo que te rondaré morena.
Se han salvado, de momento, los que en su juventud, con sacrificio, se labraron un futuro más o menos seguro; aunque perdieran  bienestar y dinero.
Entenderás, Arturo;  por qué te he  hablado  en el presente,  del pasado y del futuro.
Agustín de la Fuente Maldonado
Notas:
·         Lo subrayado-Son frases hechas  muy corrientes entre los lugareños de la comarca saldañesa.
·         Carea –perro de pastor.
·         Ser un bolonio- Ser un experto, un sabio.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Un Villapunés noticia en las fiestas del Valle


Encuentro en El Norte de Castilla una noticia sobre las fiestas de la Virgen del Valle, en la cual se cita:

Como es tradición en esta jornada festiva, y una vez finalizada la eucaristía, se procedió a la subasta pública de los cuatro brazos de las andas de la Virgen. El acto en sí consiste en pujar por cada uno de los cuatro brazos que soportan a la imagen mariana. Quienes ofrecen más dinero serán los encargados de llevarla durante la posterior procesión.
En esta ocasión, por el brazo delantero derecho se pagaron 500 euros, y fue para la Mariano Martínez, de la localidad palentina de Quintanadiez de la Vega. Por el brazo delantero izquierdo se obtuvieron 550 euros, cantidad que pagó Jaime Durante, de Villapún.

Fotos de Asun Montes

Nos envía Asun Montes unas fotos tomadas este verano en Villapún.
   

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Accidentes ornitológicos en líneas eléctricas.

Hace unos días nos hacíamos eco de un incendio en un tierra de Villapún.
Juan A. nos hace llegar este correo al respecto:

Me puse en contacto con el responsable de las lineas de A.T. de la zona de Villapun y le comente lo que habia pasado con el aguilucho y el posterior incendio.Me ha asegurado que se pondra solucion enfundando los seis puentes que entran al aparato mas las seis bornas del mismo , de modo que esto ya no volvera a suceder.
Si quieres comentalo en el edicto y cuando yo lo vea hecho ya te mandare otro e-mail
Un saludo.

lunes, 3 de septiembre de 2012

"Confesiones de... Cleopatra"

El pasado mes de abril se publicaba el libro "Confesiones de... Cleopatra", una biografía diferente y apasionada de la reina egipcia. Formidablemente ambientada en el colosal Antiguo Egipto, en la Alejandría de la biblioteca y los palacios reales, esta obra nos descubre el lado más íntimo y personal de la reina, quien nos narra su vida a través de sus pasiones, sus amores, sus miedos y sus celos. En un mundo de hombres, conspiraciones e intrigas, luchó con armas de mujer. Y su encanto e inteligencia consiguieron enamorar a dos de los hombres más poderosos del momento, Julio César y Marco Antonio.
¿Y qué tiene todo esto que ver con Villapún? Pues bien, la autora del libro es Rocío Rueda Sastre, nacida en Saldaña, pero que como muchos sabréis tiene ascendencia en Villapún, puesto que es hija de Agripina Sastre (“la Pina”) y por tanto nieta de Tili y Gaude.
Rocío es fisioterapeuta y tiene una gran afición por la historia y la literatura puesto que ésta no es su primera publicación, ya que ha sido precedida por tres más: “El escarabajo de Horus” (2008), “El brazalete mágico” (2010) y “El secreto del César” (2012). A pesar de que las editoriales que han publicado sus libros los han orientado hacia el público juvenil, Rocío ha adquirido un grado de madurez en su estilo de escritura que hace que su lectura sea apta también para lectores adultos.
Y no para, puesto que tiene ya en la recámara dos nuevas obras que verán la luz próximamente. Desde aquí la deseamos la mejor suerte y éxito de ventas y animamos a los seguidores de este blog a que disfruten de la literatura histórica y de aventuras de la mano de una descendiente de Villapún.

domingo, 2 de septiembre de 2012

La Mireia Belmonte del Carrión





Nos envía Tania Martínez unas fotografías para felicitar a María T. de la Fuente, que ayer día 1 de Septiembre ha participado en la tradicional travesía del Río Carrión.
Es el tercer año consecutivo que participa y en los tres ha sido la primera clasificada de su categoría. Felicidades.

lunes, 27 de agosto de 2012

Villapún en el canal 24h de TVE

Visi Álvarez nos envía esta foto recién tomada en el canal 24h de TVE. 
Como podemos ver, Nacho Pontón ha enviado una foto del cielo de Villapún y ha sido seleccionada para su emisión.
¡Muchas gracias a ambos!

viernes, 24 de agosto de 2012

Villapun en Twitter

Twitter es una red social que cada vez tiene más éxito, ya que no te conecta tan sólo con amigos cercanos; puedes encontrar y seguir la información que publican organismos y personas de todo el mundo.
Tengo un motor de búsqueda automático de la palabra "Villapun" o "Villapún" con tilde.
Creo que voy a optar por reenviar en @EdictoVillapun todo lo que contenga dicha palabra, aunque no tengan que ver con nuestro pueblo.
En muchas ocasiones encontrareis información relacionada con Claudia M. Villapun , que es periodista deportiva argentina. Podéis seguirla en el siguiente enlace : @ClauVillapun , y que si veis esto publicado será  porque amablemente habrá dado su consentimiento.

2º Campeonato de Frontenis de Villapún

Nos envía José Ángel Martínez las siguientes fotografías del 2º Campeonato de Frontenis que se celebró el pasado sábado día 18. Asistieron 16 parejas de distintas localidades como Venta de Baños, Carrión, Santibañez de la Peña, etc.


Ganadores1

Ganadores2

Segundos

Terceros
Cuartos


La restauración de la cubierta de la iglesia de Villapún destruye su colonia de vencejos

Como sabéis, durante el pasado mes de Julio se procedió a reparar la cubierta de la iglesia de Villapún, obra que ciertamente era necesario realizar dado el mal estado de la misma y las numerosas goteras que amenazaban la conservación del templo. Sin embargo los trabajos se han realizado en pleno apogeo reproductor de la numerosa colonia de vencejo común (Apus apus) que se asentaba sobre dicho edificio, especie protegida y muy beneficiosa al basar su dieta casi exclusivamente en insectos voladores. La falta de previsión ha supuesto el desnide de cientos de pollos no solo de vencejo, sino también de gorrión común, gorrión chillón y estornino negro, que aún no habían completado su desarrollo. Una vez más se pone de manifiesto la falta de la más mínima sensibilidad ambiental por parte de los responsables de obras públicas. El problema podría haberse solucionado fácilmente tan solo con que se hubiese retrasado unas semanas la ejecución de las obras.
Además los materiales modernos con los que se ha reconstruido el tejado carecen de “boquillas” de entrada en los aleros por lo que la desaparición de la colonia de vencejos en este edificio puede darse por definitiva. 
Por otra parte, se tiene también previsto acondicionar las fachadas externas del templo en las cuales crían habitualmente aves como la lechuza común (Tyto alba) y en la aledaña torre varias parejas de una incipiente colonia de cernícalo primilla (Falco naumanni), especie esta última considerada hasta hace poco "en peligro de extinción" a nivel mundial y actualmente "vulnerable" en nuestro país, por lo que cualquier actuación podría tener consecuencias graves. Esperemos que las obras pendientes respeten los lugares en los que se refugian y ubican sus nidos estas especies protegidas.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Incendio de una tierra en Villapún

A. de la Fuente nos cuenta que a las 3:30 de la tarde de hoy comenzó un incendio en la tierra de Susi, junto  al estanque de purines de la vaquería.
Parece que ha sido producido por un aguilucho que tocó los cables de la luz.
Con los tractores se hicieron cortafuegos y la carencia de viento favoreció su apagado. 
Cuando vinieron los bomberos de Saldaña y la Guardia Civil, ya estaba apagado. 

Fotos de San Pelayo 2010 y 2011

Nos envía Alba Andrés Hernández enlaces a su album de fotos.
SanPelayo2O1O
San Pelayo2011
Si alguien no ve directamente los enlaces anteriores os dejo un enlace a las fotos de San Pelayo2010 y otro enlace a las fotos de San Pelayo2011. ¡Muchas gracias, Alba!

lunes, 20 de agosto de 2012

Crónica de un incendio

Hace poco menos de un mes que tuvo lugar el incendio en "La Cerra"  del que muchos de los residentes de los pueblos de la zona fueron testigos y actuaron de reporteros provisionales. Dos de ellos, Sara BlancoFonso Fernández nos han cedido el valioso material gráfico que registraron, con el cual hemos podido elaborar el siguiente video, cuyas impresionantes imágenes no tienen desperdicio como podréis comprobar. Un agradecimiento a los dos y a todas aquellas personas que colaboran con nosotros enviando vídeos, fotografías o información sobre cualquier aspecto de nuestro pueblo.

sábado, 18 de agosto de 2012

Desagüe en la plaza

El fin de semana pasado vi que estaba levantada la plaza. No puse la foto, puesto que no sabía de qué se trataba la obra.
Me comentan que se trata de un desagüe para que no se forme un charco en la plaza cuando llueve.
Me dicen que la obra ya está terminada desde hace un par de semanas, y sólo queda que vengan a taparlo.

miércoles, 1 de agosto de 2012

"Costumbres palentinas"

Proponemos una interesante lectura para estos días de verano. Se trata del libro "Costumbres palentinas. La Valdavia y comarcas vecinas".
Su autora es Mª Jesús Morejón, natural de Tabanera de Valdavia y narra las formas de vida de muchos pueblos palentinos en el siglo pasado, antes de que el éxodo de sus habitantes hacia las ciudades los dejase medio despoblados y antes de que la tecnología y los medios de comunicación hubiesen modificado los gustos y vivencias de las nuevas generaciones. Las raíces campesinas de la autora le han llevado a escribir todo un legado de costumbres, juegos y vocabulario en torno a los cuales giraba la vida de aquellas personas que trabajaron la tierra con tanto tesón y sacrificio. 
Tal y como el subtítulo anuncia el contenido del libro puede hacerse extensible a otras zonas cercanas y seguramente muchos de los lectores rememorarán las costumbres y modo de vida de sus propios pueblos.
La autora ha realizado un excelente trabajo etnográfico que a buen seguro contribuirá a recuperar o al menos a que no caigan en el olvido las formas de vida, las tradiciones y el vocabulario rural de estas comarcas palentinas.
El libro sólo tiene una pega, y es que es muy difícil de encontrar en librerías, al haberlo publicado una editorial pequeña por lo que quienes quieran conseguirlo deberán buscarlo en algunas ferias locales o contactar directamente con la autora. Su correo electrónico es: majemo48@hotmail.com

martes, 31 de julio de 2012

Encontrada una granada de mortero en Santervás de la Vega

He conseguido vencer la tentación de titularlo como una "Noticia Bomba", máxime cuando ya se ha destruido la citada granada. Por lo que dicen se ha encontrado cerca de "El Molino".

Enlaces a las noticias en:    Norte de Castilla,    EuropaPress   y    RTVCyL

Gracias a las villapunesas Virginia Torollo y Tania Mª Martínez, que me enviaron esta noticia en cuanto la vieron esta mañana. No me ha dado tiempo a ponerla hasta ahora...

viernes, 27 de julio de 2012

Espectaculares imágenes del incendio

Nos ha enviado Sara Blanco nuevas imágenes del incendio en los pinos de "La Cerra" y de las labores de extinción desde la base aérea de Villapún. Como véis son impresionantes. Muchas gracias por compartirlas con todos.
 






jueves, 26 de julio de 2012

Finalizados los arreglos en la iglesia

Gracias a A. de la Fuente por enviarnos la foto del tejado de la iglesia, una vez acabados los arreglos.

El incendio de "La Cerra" en las noticias de CyL-TV

Completando la entrada anterior, aquí os dejamos el video de la noticia en el informativo de las 14:30 de Castilla y León Televisión:
video

El incendio de ayer en la prensa

Ayer se cortó el suministro eléctrico en Villapún durante unas horas. Tenía la batería baja del móvil, que es desde donde publico cuando estoy allí, y no he podido hasta ahora navegar para encontrar algo más de información.
Muchísimas gracias a los que habéis comentado nuestras entradas, y nos habéis copiado el texto de las noticias. Yo mismo he podido informarme de ello gracias a vosotros, ya que como sabeis podemos recibir inmediatamente en el móvil tanto las noticias, como vuestros comentarios. Tenéis los enlaces al RSS en la columna de la derecha.

En primer lugar, esta foto tomada desde Villadiego de Cea por Lety Glez
Podéis ver otras fotos desde este enlace.

El resto de enlaces que he encontrado:

El Norte de Castilla - Declarado el nivel 1 de alerta en un incendio que afecta a Santervás de la Vega

El Norte de Castilla -  La Junta baja al nivel 0 un incendio en Santervás de la Vega

Diario Palentino - Un fuego, avivado por el viento, calcina un pinar en Santervás de la Vega

Por último quiero dar las gracias a todos los vecinos que ayudaron a apagar el fuego, y a las autoridades y medios de extinción por su rápida actuación. Cuando en estos días se habla de funcionarios nos imaginamos a alguien sentado en una silla. Pues no es así en general. GRACIAS A TODOS LOS FUNCIONARIOS, que siempre están al servicio público, y que en ocasiones como esta se juegan la vida.